El hijo de Nora Dalmasso apuntó a un empresario por el crimen de su madre

Facundo Macarrón acusó a un empresario que era allegado a su familia como principal acusado del crimen de su madre, Nora Dalmasso, y consideró que ese hombre es quien “tendría que estar hoy en el banquillo de los acusados” y no su padre, Marcelo Macarrón.

Al declarar como testigo en el juicio por jurados que se le sigue a su papá como presunto instigador del femicidio de su esposa, Facundo nombró al “empresario Miguel Rohrer” como “sospechoso” y dijo que “los fiscales nunca lo investigaron”.

“Rohrer habría tenido una relación” con su madre, relató el muchacho, quien añadió que si bien ese empresario, conocido por el apodo de “El Francés”, presentó pruebas “demasiado precisas y muy bien armadas” que lo ubican en Buenos Aires al momento del crimen, hay personas amigas de la familia que “lo vieron en Río Cuarto”.

“Con esas pruebas, Rohrer es quien tendría que estar hoy en el banquillo de los acusados”, enfatizó. Facundo dijo además que con el crimen de su madre, cometido hace 15 años en esa ciudad cordobesa, comenzó “el calvario” y la “violencia de género” contra ella y su familia.

“Con la muerte de mi mamá empezó todo el calvario que estamos viviendo como familia. Fue muy duro. Luego empezó lo mediático, no consumíamos medios. Comenzó la violencia de género con mi mamá y la familia, también comenzó la politización de la causa”, prosiguió el joven, quien al igual que su hermana Valentina, que declaró antes, se quebró en varios momento de la declaración.

“Como familia no estábamos preparados porque éramos una familia normal. También empezaron los rumores que la destruían (a Dalmasso) como mujer y a nosotros como familia”, recordó.

Luego, afirmó: “hubo mucha violencia institucional por parte de los fiscales intervinientes; hubo aprietes, a mi pareja la detuvieron más de 12 horas encerrado en tribunales y amenazándolo con falso testimonio”.

“Todavía no me había asumido como gay y querían utilizar esa condición para la culpabilidad. A mí me querían poner preso y a mi pareja, por la condición de gay. Solamente por ser gays nos hacían criminales”, destacó.

Para el hijo de Dalmasso y Macarrón, “ni los fiscales ni los medios tuvieron piedad. Eran muy perversos”.

“Ensuciaron mi juventud, seguí adelante, me recibí (de abogado)”, agregó el joven llorando, tras lo cual expresó: “Les pido que se pongan en nuestro lugar. Somos los hijos de Nora, a mi mamá la mataron de una manera cruel, nadie se merece una cosa así. Necesitamos hacer un duelo por mamá, necesitamos curarnos por tantos años de dolor”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp