martes, julio 23, 2024
DestacadasEconomiaEconomia

La CTA reclamó urgente una suma fija y medidas para frenar la escalada inflacionaria

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), al mando del diputado del Frente de Todos (FdT) Hugo Yasky, reclamó “una suma fija urgente de 75 mil pesos, medidas para recomponer los ingresos de los sectores populares y para detener la escalada inflacionaria de los formadores de precios”.

Un comunicado de la CTA firmado por Yasky y el secretario de Comunicación, Enrique Rositto, aseveró que el resultado de las PASO obliga a entender que “una parte importante del voto del domingo último expresó un hartazgo y un profundo malestar ante una difícil situación en la vida cotidiana de las mayorías populares”.

La entidad rechazó “los condicionamientos del FMI y las conductas antisociales de los especuladores”; exigió “un aumento uniforme por suma fija no inferior a los 75 mil pesos para todos los asalariados públicos y privados del país” y “un nuevo incremento para los jubilados y pensionados”.

“Hay que adelantar los aumentos del Consejo del Salario Mínimo, lo que tendría efecto inmediato en los programas sociales, y discutir los valores para el último trimestre. El gobierno debe adoptar exhaustivas medidas para reducir el margen de abusos empresarios y hacerles retrotraer los precios. Aún hay tiempo para que en octubre el resultado le permita al pueblo tener la esperanza de vivir mejor”, señalaron.

“La promesa de vivir mejor a partir de la recuperación de los ingresos de los asalariados registrados y no registrados, destruidos por el gobierno de Mauricio Macri, no pudo cumplirse en cuatro años de gestión del FdT. Hubo crecimiento económico y generación de empleo, pero no distribución efectiva de la riqueza. No se recuperó el brutal retraso salarial de aquella gestión de ricos para ricos”, puntualizó la CTA.

Enfatizó que esa realidad fue aprovechada por quienes presentan de manera ilusoria como nuevas “las mismas recetas económicas fracasadas y aplicadas por Domingo Cavallo o José Martínez de Hoz”, y afirmó entender “el hartazgo y la bronca de quienes fueron con su voto hacia Javier Milei”, pero sostuvo que “procura capitalizar el descontento con cantos de sirena y soluciones mágicas”.

“Milei se declaró admirador de Macri y Carlos Menem. Quien denuncia a la casta es financiado por lo peor de la casta dominante, es decir, grupos empresarios como Eurnekian y los fondos buitre. El movimiento sindical debe buscar el voto de quienes el domingo no fueron a sufragar y de aquellos que integrando el campo popular pusieron en la urna la boleta de quien llevará a todos a un callejón sin salida”, sostuvo la CTA.

Yasky y Rossito reclamaron medidas que muestren “la voluntad de recomponer el poder adquisitivo para revertir la decisión que adoptaron quienes no concurrieron a votar o de quienes optaron por sufragar por la oposición”.

“Los aumentos de precios permitieron a los empresarios incrementar sus márgenes de ganancia”, pero “los salarios de los trabajadores quedaron por debajo”, enfatizó la CTA.

Comentarios

Comentarios

comentarios