“Nisman y toda la Argentina tenían razón”

 

El fiscal fallecido Alberto Nisman denunció el 14 de enero de 2015 que la firma del Memorándum con Irán buscaba que Interpol levantara las alertas rojas de captura internacional que pesan sobre cinco diplomáticos y ex funcionarios iraníes acusados por el ataque a la AMIA, que causó 85 muertos el 18 de julio de 1994.

Recientemente el régimen de Teherán confirmó esa teoría calificada durante años como “una locura” y “un mamarracho” por ex funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner.

Referentes de la comunidad judía y especialistas en derecho coincidieron en señalar que la carta “En el nombre de Dios”, fechada el 4 de noviembre y firmada por el canciller Mohammad Javad Zarif, no hace más que ratificar las sospechas que había hecho públicas Nisman antes de su muerte violenta. Agustín Zbar, presidente de la AMIA, aseguró que la comunicación del gobierno iraní ratifica la posición que desde un principio sostuvo la entidad: “El objetivo era el levantamiento de las alertas rojas. Era la impunidad”.

Desde la DAIA agregaron, además, que se trata de una revelación que le da más sustento a la acusación del fiscal Nisman y a las medidas ordenadas por el juez Bonadio. “Con esta carta se demuestra que Irán necesitaba el memorándum para levantar los pedidos de captura que complicaban a altos funcionarios de ese país”, desarrolló Ariel Cohen Sabban, presidente de la entidad.

El dirigente de la comunidad judía pidió ahora determinar cuál fue el interés del gobierno argentino y reclamó que se investigue. “Esperamos que pronto sepamos las motivaciones que llevaron a firmar ese pacto que así como fue redactado, lejos estaba de buscar la verdad. Fue diseñado para encubrir la responsabilidad de los iraníes acusados por la Justicia argentina”, enfatizó.

La AMIA también pidió que se investigue: “La razón por la cual el gobierno buscaba la impunidad no la sabemos, es motivo de especulación, pero esperamos en algún momento esclarecerlo”.

Como era de esperarse, la confirmación de Irán también repercutió en el ámbito parlamentario. El diputado nacional Waldo Wolff (PRO) aseguró que la carta del canciller Mohammad Javad Zarif significa que “toda la Argentina, menos el kirchnerismo, tenía razón”.

“No es importante si yo creo que Cristina Kirchner buscaba la impunidad de los imputados, hoy eso lo creen tres fiscales, una Cámara y un juez. Primero fue Nisman, luego (Gerardo) Pollicita, después (Jorge) Taiano y ahora es (Claudio) Bonadio. Esto deja de ser una creencia, ahora es la Justicia argentina la que los está acusando”, enfatizó.

Infobae

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp