Se expande el temor en España

Además de las 30 personas que atendieron a los religiosos fallecidos, ayer fueron sumadas otras 22 que tuvieron contacto con la enfermera infectada. La Unión Europea pidió a España explicaciones urgentes por el contagio. Reclamos de renuncia de la ministra de Salud.

La auxiliar de enfermería infectada por el virus del Ebola en España, luego de integrar el equipo que atendió a dos pacientes que contraían la enfermedad, evoluciona “favorablemente”. La mujer está siendo tratada con un “suero hiperinmune” de un donante anónimo, es decir, una persona que contrajo la enfermedad y generó anticuerpos. Las autoridades sanitarias españolas controlan por precaución a otras 52 personas que entraron en contacto con la enfermera y con los otros dos casos. Mientras tanto, la Unión Europea (UE) ayer pidió explicaciones urgentes por el contagio.

Teresa Romero Ramos, de 44 años, se convirtió en el primer caso de infección del Ebola fuera de Africa. La mujer infectada es una auxiliar de enfermería que trabaja en el Hospital La Paz-Carlos III y se habría contagiado al mantener contacto directo con el misionero español Manuel García Viejo, repatriado desde Sierra Leona, y fallecido por Ebola el pasado 25 de septiembre. También atendió a Miguel Pajares, misionero repatriado desde Liberia, y fallecido el pasado 12 de agosto.

Rafael Pérez-Santamarina, el gerente del hospital de Madrid, donde es atendida, señaló que “evoluciona favorablemente dentro de las precauciones” del caso y está siendo tratada con un “suero hiperinmune” de un donante anónimo, es decir, una persona que contrajo la enfermedad y generó anticuerpos.

El responsable del centro médico confirmó que otras tres personas permanecen aisladas y bajo observación. La persona con mayor riesgo de contagio es el marido de la mujer, quien se encuentra “ingresado” y “bajo cuarentena” para tener un mejor seguimiento de su evolución. Sin embargo, la directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, informó que no presenta síntomas hasta el momento.

El responsable sanitario precisó, además, que un hombre con fiebre que regresó a España después de un viaje a Nigeria también fue ingresado en el hospital y dio negativo en el primer test de Ebola. Otra enfermera, que también formó parte del equipo que atendió a García Viejo y Pajares, presenta un cuadro de diarrea pero las dos pruebas para detectar el virus que se le hicieron posteriormente en el hospital dieron negativo.

Asimismo, las autoridades sanitarias elaboraron una lista de 52 personas que están siendo controladas, sea porque mantuvieron contacto con la enfermera infectada o con los otros dos casos repatriados de Africa.

Un total de 30 personas que atendieron a los religiosos estaban cumpliendo este procedimiento. Ahora lo están haciendo también 22 profesionales y familiares que mantuvieron contacto con la enfermera desde que el lunes fue trasladada de su casa para ser ingresada en el Hospital de Alcorcón, donde se le practicaron las pruebas que confirmaron la enfermedad.

De acuerdo con el protocolo, todas las personas que están en contacto con enfermos de Ebola tienen que tomarse la temperatura dos veces al día durante 21 días para comprobar si tienen fiebre. Los expertos señalan que el período de incubación del Ebola no es contagioso, y la posibilidad de transmisión al inicio de la enfermedad es muy baja, de ahí que el monitoreo esté centrado en los contactos de los últimos días.

En este sentido, España tendrá que explicar hoy ante la Comisión de Salud de la Unión Europea cómo se pudo producir la transmisión. La auxiliar de enfermería contagiada asegura haber cumplido con el protocolo establecido para estos casos, por lo que los profesionales sanitarios encargados de su tratamiento siguen intentando averiguar “si ha habido un fallo por cualquier motivo”.

El marido de la enfermera infectada destacó que su mujer “hizo todo lo que le dijeron, y nunca se preocupó por nada”. “Ha seguido los protocolos normales”, subrayó. Por su parte, los empleados del Hospital Carlos III protestaron ayer y descartaron que la causa del contagio pueda ser atribuible a un “fallo humano”.

Algunos responsables de sindicatos del sector sanitario advirtieron que el protocolo de seguridad establecido por el Ministerio de Sanidad español para tratar a los religiosos infectados con Ebola fue “insuficiente” y reclamaron depurar responsabilidades así como la dimisión de la ministra de la cartera, Ana Mató.

La directora general de Salud Pública compareció en el Congreso de los Diputados para informar sobre las actuaciones llevadas a cabo por el gobierno sobre el virus. En esta línea, afirmó que ahora lo más importante es encontrar todos sus contactos, para lo cual se van a poner “todos los medios necesarios”.

También intentó rebajar la alarma generada en torno del primer caso de contagio de Ebola en territorio europeo y remarcó que el virus “no se transmite con demasiada facilidad”, sólo “por el contacto directo con los fluidos corporales”. El Ministerio de Sanidad español y la Comunidad de Madrid informaron ayer que crearon una comisión de coordinación, que se reunirá cada día para realizar un seguimiento del caso de Ebola.

“Las autoridades españolas nos han explicado que están recogiendo datos sobre lo ocurrido y que nos informarán tan pronto como sea posible”, indicó el portavoz de Sanidad de la Unión Europea, Frederic Vincent.

Además, agregó que no se puede saber si las cosas no se hicieron bien en España y que “habrá que esperar al estado de situación y análisis de las autoridades españolas”.

Desde el organismo internacional, no obstante, comentaron que “obviamente, ha habido un problema” para que se produzca el contagio, que podría estar relacionado con la manipulación de residuos médicos, como algodones o cristales. Sin embargo, apuntaron que “es muy poco probable que haya una crisis de Ebola en la UE como la que hay en Africa”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp