Una botella de vino origina una gresca

Dos delincuentes fueron capturados anoche por la policía después de haber protagonizado un intento de robo en la pizzería Abarca, ubicada en Corrientes al 900.
Los malvivientes intentaron sustraer una botella de vino, pero fueron sorprendidos por el propietario del comercio, Ricardo Páez. El hombre se avalanzó sobre uno de los ladrones, que lo golpeó con la misma botella en la cabeza, provocándole un corte importante.
Los malvivientes huyeron corriendo pero fueron capturados a las pocas cuadras. Se trata de una menor de 16 años y de Marcos Baldi (32), quien estaba cumpliendo prisión domiciliaria por un robo a una estación de servicio cometido hace dos años.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *