jueves, mayo 30, 2024
Nacionales

Valentín, el nene que lleva 41 días sin ver a sus padres enfermeros por la cuarentena

Silvina estaba relativamente convencida, a Franco no le cerraba del todo. Silvina entendía que por su trabajo de enfermera que atiende, mayormente, a embarazadas y puérperas, sería conveniente mantener distancia con su hijo Valentín, de 4 años, y llevarlo a lo del tío.

A Franco, que trabaja en la guardia con pacientes posiblemente infectados de coronavirus, le preocupaba esa vulnerabilidad, pero no quería mudar al hijo a lo de su cuñado. Víctor, hermano de Silvina, tío de Valentín, lo terminó convenciendo. Pero ninguno imaginaba que la cuarentena duraría tanto.

Silvina Guerrero ( 37) y Franco Acosta (32) son pareja, padres de Valentín, y trabajan en el Hospital de la Madre y el Niño en la ciudad de La Rioja. El lunes 16 de marzo, al borde de la cama, la pareja discutía armoniosamente qué hacer. Al día siguiente, Valentín llegaba de la manito y con una gran sonrisa a la casa de tío Víctor y de la prima Victoria (9),

“¿Cuándo pasan a buscarme, mami, esta noche, o mañana?”, preguntó Valen. La respuesta se demoró unos segundos: “¿Te acordás de que te hablamos de la cuarentena? Hay que cuidarse y no salir. El sábado te pasamos a buscar”. Aunque no muy convencido, Valentín se despidió y se fue corriendo a jugar con la primita.

Hace 41 días que Valentín no ve a sus padres, quienes decidieron aislarse para no contagiarlo. “Ya no sé más qué hacer. Hablamos por videollamada y luego me quedo angustiado, triste. Decidí llamarlo menos, o que lo haga mi mujer y después le pregunto todo a ella”, dice el papá.

Franco está confundido, no tiene en claro cómo proceder: “A veces quiero ir a buscarlo y llevármelo, pero mi cuñado me hace entrar en razón”.

Silvina lo puede manejar un poco mejor, “o un poco menos mal”, corrige ella. “Pero el otro día no me aguantaba estar sin verlo tanto tiempo, llamé a mi hermano y me dijo que Valen estaba durmiendo la siesta. Aproveché que tenía un rato libre y me fui a verlo cómo dormía, pero desde afuera, por la ventana”, repasa. “Lo miraba y lo miraba, tan lindo… Me quedé como 40 minutos, hasta que empezó a despertarse y me fui”, relata.

Silvina cuenta que nunca imaginó que la cuarentena duraría más de dos semanas, aspecto que Franco le reprocha: “¿Viste?, yo te dije que esto no iba a ser sencillo”. La desazón del enfermero encima se potenció porque días atrás cumplió años estando de guardia.

“Tenía un bajón tremendo, hasta que me llegó un video que hizo Valentín que me movilizó las entrañas… Llanto y alegría, una mezcla que me sacudió”, cuenta. “Feliz cumpleaños, papito. Sé que estás trabajando en el hospital con mami y no podemos estar juntos. Cuando pase la cuarentena, ¿me van a venir a buscar, cierto?”, decía ahí el nene.

Víctor Guerrero (44), tío de Valentín, tuvo la idea de hacer el video para levantar el ánimo de su cuñado. “Valen está bárbaro, juega a la pelota, con los autitos, corre en el patio, se divierte con la prima”, describe.

Sobre el “sacrificio” que están haciendo, Silvina dice que quisiera que “sirva para concientizar a la población de que se aísle”. “Si Valentín, de cuatro años, lo entendió, ¿por qué los más grandes no”, pregunta. (Diario Clarín)

Comentarios

Comentarios

comentarios