Cristina, Lanata y Wiñazki, cara a cara en una mediación