Real Madrid, el peor equipo de la pretemporada