Se besaron en un boliche, los echaron y un policía los amenazó en la comisaría