Tras 13 años en el poder, Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia