River no mostró su mejor cara e igualó con Arsenal

El conjunto millonario igualó en el Viaducto con el conjunto de Sarandí, con goles de Nervo y Pisculichi. Este partido, de la seṕtima fecha, había sido suspendido a causa de la lluvia.

Arsenal salió a contrarrestar la presión alta que ejerce River salteando la posesión defensiva y gestionando juego desde la mitad de la cancha, algo que en términos generales le terminó dando buenos dividendos al conjunto dirigido por Martín Palermo.

Es que si bien esto no le permitió adueñarse del desarrollo, al menos le permitió equiparar las acciones, sobre todo porque en el aspecto anímico, y por supuesto el futbolístico, venía cuesta abajo, todo lo contrario a lo que ocurría con los de Marcelo Gallardo.

Y a partir de esto último fue que hasta los primeros 15 minutos River jugó mucho mejor que Arsenal, porque tomó la iniciativa, apretó bien arriba y generó un buen tándem por izquierda entre Rojas y Vangioni.

Sin embargo, la opción más clara estuvo en un remate de Palacios, para Arsenal, que se fue apenas encima del travesaño.

A partir de ahí Arsenal comenzó a levantar y minutos después generó otra opción en los pies de Fredes.

Hasta que a los 33 minutos llegó la posibilidad más clara de la etapa inicial en los pies del uruguayo Mora, quien tomó una pelota a media altura tras centro de Mercado y su disparo pegó en el travesaño.

Pese a esto, hasta esta instancia era el partido más flojo de River en el campeonato, teniendo en cuenta el nivel superlativo que venía mostrando.

Y en el minuto final llegó una de las jugadas más polémicas del partido, cuando un centro de Vangioni desde la izquierda derivó en un cabezazo de Teófilo Gutiérrez sobre el segundo palo que le pegó en la mano a Damian Pérez. El árbitro Darío Herrera dejó seguir y terminó controlando el arquero Andrada.

La segunda parte arrancó con todo y hubo unos primeros cinco minutos a todo grito, cuando a los tres minutos le cometieron un penal al ex Boca Sebastián Palacios que el capitán Hugo Nervo transformó en la ventaja parcial para los locales desde los 12 pasos.

Pero apenas dos minutos más tarde Leonardo Pisculichi, en estado de gracia, tomó un rebote del arquero Andrada para registrar una paridad que apagó rápidamente la efímera alegría de los del “Viaducto”.

Pero lo positivo para el espectáculo fue que los dos lo quisieron ganar y eso derivó en acciones de riesgo sobre ambas vallas.

Así, a un mano a mano de Fredes con Barovero que terminó ganando el arquero, le sucedió un remate “pinchado” de Mora que terminó salvando Andrada en gran forma.

Y a los 17 minutos se registró una tremenda salvada de Mercado sobre la línea para evitar un gol cantado de Palacios, en la acción más clara que tuvo lugar en los últimos 40 minutos del período final.

En definitiva, River estuvo lejos del equipo sensación que se venía pregonando desde todos los costados futboleros, y respecto del reemplazo de Ponzio por el lesionado Kranevitter, el ex Newell’s no jugó bien. Lo mejor del puntero pasó por Mora y Pisculichi. Y Palacios en un Arsenal que al menos esbozó una mejoría.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp