Atacaron los autos de los jugadores de Quilmes