Cómo superar el miedo a conducir después de un accidente de tránsito

Los accidentes de tránsito suelen ser situaciones traumáticas. No importa si se trata de una colisión fuerte y violenta, o si sólo fue un choque leve. El estrés que causa romper el auto, sufrir una lesión física y lidiar con la otra parte generan nervios, miedo e, incluso, pueden causar un bloqueo mental y emocional que nos impida subirnos al auto y conducir normalmente tras el accidente.

Estas reacciones son normales. Sin embargo, es importante detectarlas a tiempo, para poder superarlas y dejar de lado el pánico que te impide volver a la normalidad.

Antes que nada, es importante aclarar que la amaxofobia es el temor a conducir automóviles en la vía pública. Se trata de un problema que afecta a gran cantidad de personas. El término que define estos miedos deriva de dos palabras griegas, fobia (miedo) y amaxo (carro, carruaje).

Las experiencias traumáticas son una de las principales causas de la amaxofobia. Un origen habitual del miedo es el trauma. El temor a manejar puede experimentarse luego de un accidente automovilístico. No obstante el miedo a los accidentes puede vivenciarse también siendo espectador de algún siniestro.

Consejos

Estos son los consejos para que superes el miedo a conducir, tras sufrir un accidente de tránsito:

1) Comenzá como copiloto: si no te sentís capaz de conducir, animate primero a viajar de copiloto, al lado de personas que te hagan sentir cómodo y seguro. Es importante que te quites el miedo primero a viajar en automóvil y luego a conducir.

2) Pedí a alguien que te acompañe: comenzá por dar pequeños pasos conduciendo bajo supervisión por una zona tranquila que permita reforzar la seguridad y acostumbrarte a controlar el volante y la situación.

3) Después, se puede pasar a una zona con más movimiento, siempre supervisado o seguido de cerca por un especialista o la persona que te esté ayudando. A medida que se enfrentan los miedos y se gana seguridad, será posible superar el temor y tener la capacidad de conducir sin ayuda.

4) Si la sensación de miedo es incontrolable o se sufren ataques de pánico entonces lo mejor es que acudir directamente a un experto.

A medida que tu temor vaya reduciéndose, incrementa tus metas (conducir acompañado pero por

Fuentes: blog.racc.es / tuautoseguro.cl

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *