El FMI le respondió a Cristina Kirchner y anticipó que no aceptará una quita de la deuda