Golpeó a su perro porque tiró su café y terminó presa