La tablet de Natacha Jaitt no pudo ser desbloqueada y continúa la polémica