Un juguete sexual recibe un premio en CES 2019, pero se lo quitan por “inmoral y obsceno”