Una comida diferente: cómo hacer el clásico falafel de garbanzos

 

 

En general, el falafel se come solo. Algunos lugares lo sirven con ensalada o pan de pita, pero generalmente se consume con yogurt, porque es una comida bastante seca. Básicamente porque está hecha a base de garbanzos.

Si bien ya se come en todo el mundo, el falafel es una comida típica de Oriente Medio. Algunos creen que viene de la India, donde se cocinaba con pan especiado. Mientras que otras vertientes históricas lo asocian con los antiguos egipcios

El nombre de falafel proviene del verbo árabe falfala, que significa condimentar. Y no debe causar sorpresa, ya que esta comida contiene una variada cantidad de especias para darle mayor sabor al garbanzo, el cual es neutro.

Algunos sostienen que se originó en el Egipto faraónico, donde lo llamaban taameya. Pero luego se extendió a la península de Arabia, sobre todo a Yemen, desde donde se difundió por todo el Próximo Oriente a principios del siglo XX.

Ingredientes:

– Medio kilo de garbanzos.
– 4 o 5 dientes de ajo.
– Dos cebollas medianas.
– Un sobre de levadura en polvo.
– Pimienta molida.
– Dos cucharaditas de comino.
– Perejil.
– Sal.
– Aceite de oliva virgen.
– Cilantro fresco.

La preparación, por otro lado, consta del siguiente paso-a-paso:

1- Colocar los garbanzos en remojo al menos 24 horas antes de preparar la masa. Controlar que no se queden sin agua, porque la absorben con facilidad.

2- Escurrir los garbanzos y colocarlos sobre papel absorbente, para sacarles el exceso de agua.

3- Picarlos bien para que queden pedazos muy chicos, pero sin que se trituren.

4- Pelar y picar la cebolla, el ajo, el perejíl y el cilantro fresco. Agregar todo a los garbanzos.

5- Agregar sal, pimienta, comino molido y un sobre de levadura en polvo.

6- Unir y amasar todos los ingredientes. Tapar la masa y dejar reposar entre 45 minutos y una hora.

7- Formar los falafel con las manos, de unos 4 a 5 centímetros.

8- Poner una sartén bien profunda con abundante a aceite de oliva virgen a calentar. Una vez que esté bien caliente, tirar las bolitas.

9- Dejar feír durante 5 minutos, de modo que queden más bien oscuros por fuera.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *