Hoy es el día de…

 

 

Día del Campo

Celebrado por primera vez en Argentina un 7 de Marzo y adoptado por varios países, el Día del Campo pone de manifiesto la importancia del medio rural para el bienestar social, ambiental y económico de toda nación.

Del latín campus y de amplio significado, la palabra “campo” engloba de manera general el espacio físico que alberga las distintas tierras, ecosistemas y agroecosistemas, poblaciones rurales y formas de vida agrarias en contraposición con lo urbano.

Las modificaciones realizadas en el medio rural durante el pasado siglo han contribuido a obtener ciertos beneficios en pro del bienestar humano y del desarrollo económico, pero también han supuesto una grave degradación de recursos y ecosistemas, una fuerte erosión cultural y una pérdida de valores fundamentales que comprometen la identidad y las oportunidades de nuestras generaciones futuras.

Habitualmente, la importancia del campo se asocia a volúmenes de producción de alimentos y materias primas. Esta visión meramente productiva y reduccionista pone en riesgo el equilibrio de los sistemas rurales y el resto de servicios que prestan a la sociedad. La regulación del ciclo hidrológico, el mantenimiento de la composición de gases de la atmósfera, la conservación de la biodiversidad, la protección del suelo o la belleza escénica de paisajes son algunos servicios ambientales o ecosistémicos que también nos brinda el medio rural, a menudo obviados por el simple hecho de no contar con un valor monetario. Por ello, es necesario recordar en este día el concepto de multifuncionalidad del campo, que parece que todavía no ha calado suficientemente en la población rural y urbana.

Día del Hincha de Racing

El 4 de marzo de 1999, Liliana Ripoll pronunció la frase que todavía se siente como una daga en los corazones albicelestes: “Racing Club Asociación Civil ha dejado de existir”. La síndico, que estaba a cargo de la Academia desde que el 13 de julio de 1998 el juez Enrique Gorostegui había decretado la quiebra de la institución, graficaba así la situación luego de que la Sala II de Cámara de Apelaciones de La Plata ordenara la clausura y la liquidación de todos los bienes del club. Al mismo tiempo, mientras Daniel Lalín recibía el golpe de un redoblante en el rostro cuando intentaba explicarle la situación a los socios que se habían acercado hasta la sede de Avenida Mitre, la Justicia no habilitaba al conjunto de Avellaneda a debutar en el Clausura que comenzaba esa misma semana.

Fue entonces cuando ocurrió. El domingo 7, cuando el equipo que dirigía Gustavo Costas debía jugar contra Rosario Central por la primera fecha del campeonato, 30 mil hinchas coparon un Cilindro que igualmente abrió sus puertas. Porque no había jugadores para alentar en el campo de juego, pero por esas horas Racing jugaba un partido mucho más importante: el de la continuidad. Y la gente, en el momento más duro de la historia, respondió.

Dos días después de aquella muestra de amor incondicional por los colores, la Cámara de Apelaciones aclaró su fallo: la liquidación de bienes seguía en pie, pero el club podía continuar abierto mientras tanto. Unos meses más tarde, el 11 de agosto de aquel 99, los fanáticos impedirían que la sede que la Academia posee en Villa del Parque fuera rematada. Fueron las primeras pequeñas victorias en una pelea que duró casi diez años, hasta que en 2008 el club levantó la quiebra y volvió al control de sus socios. Desde 2009, el Día del Hincha de Racing fue oficializado por la dirigencia. Y hoy, en tiempos de un fútbol argentino que se autodestruye, aquella pelea de la gente Racing cobra más valor que nunca.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp