Un zoológico sacrificó a nueve cachorros de león por falta de espacio

 

 

El zoológico Boras de Suecia admitió que en su recinto se sacrificaron nueve cachorros de león por problemas de espacio.Las crías estaban en perfecto estado y varias habían sido presentadas con emoción ante el público.

El director de la institución, Bo Kjellson, aseguró que la decisión fue tomada después de intentar reubicarlos en otros parques, sin éxito. “Resulta difícil de explicar, pero es cierto que no podemos mantener a determinados animales en nuestro zoo”, justificó a la cadena de televisión sueca SVT.

De los 13 ejemplares nacidos en ese parque desde 2012, que en su momento fueron presentados a los medios con gran orgullo e incluso fueron nombrados por los visitantes, quedaron sólo dos.

Según Kjellson, la falta de espacio hace que crezca el potencial de agresión en el grupo de los leones, lo que deriva en la necesidad de sacrificarlos. Ahora acusan al zoológico porque aunque el escenario se haya repetido en anteriores oportunidades, el continuó permitiendo que los felinos se apareen.

La noticia de esos sacrificios causó mucho revuelo en medios y las redes sociales, donde se recuerda que en el pasado ocurrieron casos parecidos con otras especies animales en instituciones donde deberían cuidarlos. En 2014, por ejemplo, una jirafa llamada “Marius” fue sacrificada y descuartizada en un zoológico de Copenhague, y sus restos servidos como alimento a los leones ante la mirada de grupos de visitantes.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp